Cicloturismo a los 50 -pedaleando a los 50

Tempus fugit, carpe diem (El tiempo huye aprovecha el momento). El tiempo pasa y pasa aprisa, después de 16 años sin pedalear, empiezo a hacer lo que me gusta. viajar en bicicleta, sin prisas, no como un deporte, mas bien como una forma de hacer turismo formando parte del paisaje. Básicamente me gusta pedalear, hacer fotos y compartirlas con el resto de la humanidad. Arrastro por las carreteras y caminos junto a las alforjas mis 96 kg. y mis 50 años. No te quedes sentado leyendo este blog, coge las alforjas, la bicicleta y empieza a viajar, 1 día, 1 semana, 1 mes, 1 año. ¿Que mas da? viajar en bicicleta no es solo dar la vuelta al mundo, es visitar el pueblo de al lado, sin preocuparse de batir un record.

domingo, 15 de abril de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 9 De Sahagun a Mansilla de las Mulas

Empieza un nuevo día, desayuno con Rudolf y el Padre Andrea, en este desayuno se aprecia el verdadero espíritu del camino. Café, queso mantequilla, todo compartido. Por mi parte dejo unos zumos, para los que vengan detrás. No es la primera vez que dejo algo en el albergue. Es lo que me gusta de los albergues auténticos, se comparte entre los peregrinos.
Andrea me cuenta alguna interesante historia y me comenta que están intentando dar mas presencia de la iglesia en el camino, comparto su idea. Es paradójico que en una peregrinación cristiana de este calibre, no haya mas presencia de la iglesia. 
Me voy del Monasterio de las Benedictinas con algo de pena, es uno de esos lugares que invitan a colaborar. 




Si fuese ahora, o quizás mañana, o quizás dentro de dos meses. Me quedaría al menos un día mas en Sahagun. Lo cierto es que no he tenido excesiva prisa, pero, siempre tenia esa preocupación de no llegar.
¿No llegar?
¿A donde?
Suelo parar mucho, hablar con la gente, observar y fotografiar. Pero aún así, tendría que tener menos prisas. 



A la salida del pueblo, un "peregrino" que viajaba en sentido contrario. Realmente no viajaba, vivía en el camino. Me aviso de lo que me esperaba y no se equivoco. Brrrrr. que frío.
Aunque el viento, todo el día, en los morros, 6 horas pedaleando con viento de cara. Y de regalo algo de lluvia, aunque quizás por el viento no llego a cogerse fuerte, y lo menos preocupante fue el agua.



Cuando Llego a El Burgo Ranero, me entero que he  hacho la alternativa por la calzada romana, bueno, que iba por la calzada romana lo tenía claro que era el camino mas largo, no. Para mi era el único camino.
Aprovecho para comerme un bocata en el Restaurante - Hostal El Peregrino, buen sitio y buena gente. aquí me dicen que he hecho mas km de los que yo creía. Aunque el mapa que yo llevo, el desvío figura en calzada del coto, en algún lugar me dicen que ese desvío se toma a la salida de Sahagún. Lo cual es bastante factible, ya que algunas cosas que me dijeron que me encontraría en el camino no las encontré.






Bueno así es viajar, primero miras el mapa constantemente, mas adelante solo lo imprescindible y finalmente, acabas por darte cuenta que no es imprescindible. El mejor mapa, es el lugar y los lugareños.

Desde El Burgo Ranero hasta Reliegos es un paseo, el camino discurre paralelo a la nacional, que diferencia, todo así si no hubiese pillado la calzada romana. JAJAJA. Así me dijeron seguro que no habrás visto a ningún otro peregrino por el camino.





Para descansar un poco del viento, me paseo por un museo al aire libre de aperos de labranza a la entrada de Villamarco. "Del Surco a la Era".




En el vídeo aparece parte del museo. Después de estirar las piernas continuo, paso por Reliegos.



Y llego a Mansilla de las Mulas, como me parece suficiente, prefiero quedarme aquí pronto que no llegar a León tarde. 

Me quedo en el Albergue el Jardín del Camino. Donde además ceno, buen sitio para dormir y para cenar. No sin antes darme un paseo por el Pueblo y tomarme unos vinos, unas tapas y por supuesto relacionarme con la gente. 



Recuerdo al propietario de la "Taberna de Gelo", que me enseño unas fotos de las setas que cosechaba. Así como el buen vino y la buena tapa del Bar "Las delicias del Camino".

Además tuve la suerte de ver, aunque de lejos, la carraca que guardan en el museo, la sacaron al parecer para una de las procesiones de Semana Santa, el "Rito de Tinieblas y Carracas y Matracas".

Resultado de imagen de carraca mansilla de las mulas
Foto via: mansilla-cultura-dos-mil-doce

Otro día mas albergue casi para mi solo. Eso de no tener prisa y no parar en los finales de etapa "oficiales", tiene sus ventajas.





viernes, 23 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 8 Boadilla del Camino Sahagun.

Lo que ayer hice de menos hoy haré de mas, los retrasos o el destino hizo que ayer descansara en Boadilla del Camino, lugar que recomiendo, entre otras cosas por su tranquilidad. Algo me dice que volveré a este pequeño pueblo de Castilla. Hoy parece que será un día tranquilo llaneando por Castilla.


Cuando llego a Castilla me acuerdo de las historias que Me contaba Pepe sobre el Canal de Castilla. Gracias a sus datos se que veré las esclusas y para que servían. Eran construcciones que permitían a las barcazas pasar de un tramo a otro de diferente nivel. Habían unas 49. En los puntos donde habían esclusas, se movia la economía ya que había mucha actividad.



Paro en Revenga de Campos.


Aprovecho para ver la Iglesia de San Lorenzo, que esta abierta. Fue construida en el siglo XII y reformada en el siglo XVI en estilo barroco.


En Villaalcázar de Sirga aprovecho para almorzar, en La Cantiga, esta vez bocata de chorizo, vino y café. Aprovecho para llenar los bidones de la bici y para hacer la copia de seguridad de las fotos. Bendito wifi, 😉.
A la salida de Villaalcázar intento entablar conversación con un peregrino, que veo descansando. Pero No me hace ni caso. Permanece inmóvil y apático, con la mirada perdida en el horizonte. 




Como no me hace ni caso, continuo mi camino. Llego a Carrión de los Condes, cuño en El convento de Santa Clara, quedando pendiente como un posible punto para pernoctar en un futuro camino. Y es que pernoctar en conventos tiene un algo especial. Quizás por la historia que albergan sus muros. Dormir aquí es como formar parte de la historia de sus piedras. A mi al menos estos lugares me dan buenas vibraciones. 



Sigo las conchas y las flechas amarillas, en este caso el camino coincide con la Vía Aquitania. 



Y siguiendo las flechas, llego a Calzadilla del Camino. Voy al Hostal Camino Real y me mandan al bar Camino Real de mas abajo. Tanto es así que ni el postre me comí, por cierto los plátanos imagino que a día de hoy aún no habrán madurado. Al parecer no tenian ni menú ni comida, pero eso me lo dijeron después. Esto también merece una entrada aparte.
Asi pues con el estomago vacio despues de haber comido continuo mi camino, que me llevara a Sahagun.



Aprovechando el viento aprovecho, para, secar la ropa. Mientras pedaleo. Va faltando menos para Santiago, y cuanto menos falta mas pena me da, llegar al final es volver para casa, y me encuentro muy bien viajando en mi bici.

Otra provincia mas.



De aqui a Sahagun, se hara eterno y eso que no queda nada. Un fuerte viento de cara hace que cueste mucho pedalear. Algo me dice que me espera un día bueno mañana.
Me quedo en el Albergue de las Madres Benedictinas. Muy recomendable. Saludos para Daniel y el Padre Andrea. Así como a mi compañero de habitación Rudolf de Holanda. Guardo buen recuerdo de este albergue.

Aviso: Si se visita el Santuario de la Peregrina, centro geográfico del Camino de Santiago, se da un certificado de haber estado en dicho centro geográfico, pero hay horario. Yo me quede sin el. El Horario es: De 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00. 

Santuario de la Peregrina (museo). 

Por la noche ceno en el Restaurante "La Codorniz". Menú Peregrino. Recomendable. Me hace olvidarme de donde comí al medio día.


jueves, 22 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 7 de Burgos a Boadilla del Camino.

Hoy se me pegan las Sabanas, salgo algo tarde de Burgos. En Hornillos del Camino paro a hacerme un vino, conozco a un peregrino de Barcelona que ya ha hecho el camino varias veces. Además de informarme sobre lo que me queda, me dice donde va a comer, en Hontanas. Como la veteranía es un grado, este sera mi objetivo mas próximo.


La primera parte del camino ha sido un concierto de ruidos, la bicicleta chirriaba y se quejaba. Y es que después del gran trabajo que realizo CICLOS CANO de Burgos (es ironía). rozaban los discos, chirriaban las poleas del desviador trasero. y las marchas entraban como el culo. La verdad no se si hubiese sido mejor dejar el freno sin sangrar. Pero la experiencia con este "mecánico" merece una entrada aparte.

Algunos pueblos por los que paso me transportan al Siglo XV. Disfruto del día y de la Comida en el Restaurante el Puntido (Hontanas). Lo recomiendo.
Reemprendo mi marcha y pronto llegaré a Castrojeriz. Esta localidad me impresiona. Se puede imaginar sin saber Historia que antaño este municipio debió ser muy importante. Nada mas llegar nos recibe un Cruceiro, como no.


Paseo el pueblo quedando impresionado por La Colegiata Santa Maria del Manzano, templo con un estilo en transición entre el románico y el gótico.


 Al pasar por la Iglesia de Santo Domingo, no puedo evitar detenerme sobre las tibias y las calaveras esculpidas en piedra sobre el Osario, donde se echaban los huesos que se sacaban de sepulturas de la iglesia, con el fin de enterrar a otros. Se ve la leyenda " O MORS "," O AETERNITAS". Oh Muerte, Oh Eternidad.



Bueno no todo va a ser arte e historia, me hago un vinito muy rico a la salida de Castrojeriz, en el bar El Manzano, también recomendable. Tras una amena charla con el propietario, me decido a enfrentarme al alto de Mosterales. Otro de los puntos claves del Camino. Allí en lo alto nos espera La Cruz de la Suerte. Y un arca con una libreta, donde dejar nuestra firma en el libro de visitas. Allí firmé y até mi cinta madalenera a la cruz (cinta verde representativa de las fiestas patronales de Castellón, Festes de la Magdalena). 




Llevo paseando esta cinta desde Septiembre del 2017, cuando intente hacer el camino. Ahora se que el camino no se empieza, se hace y da igual que estés 1 día o un mes. El objetivo no es Santiago ni la Compostela. El objetivo es el Camino.

A partir de aquí hay una bajada espectacular, premio a una subida, también espectacular.



        E o que! ¿Tengo razón cuando digo premio al esfuerzo de subir?





Aprovechado el buen día que hace y que ahora voy llaneando, pedaleo con alegría hasta apurar tiempo de sol que aún queda. No sin entretenerme a hacer fotos y mas fotos. Cruzo el Pisuerga división natural entre Burgos y Palencia.


El tiempo apremia, no queda mucho para que se ponga el sol. Y no se si llegare a Frómista, así que ante la duda me paseo por Boadilla del Camino, hay 3 albergues 1 esta abierto. Así que aquí me quedo. Albergue Titas (recomendable).
Desde la ventana veo el campanario y un nido de cigüeña.


No hay tienda, el bar es el del albergue, aunque el hospitalero no lo define así, lo define mas bien como el club social del pueblo. Posiblemente haya unos 60 habitantes en el pueblo. Este lugar es uno de los que con mas cariño recuerdo del Camino.
Cuando Salgo a pasear me encuentro a Daria, una mujer de 80 años, nadie lo diría, me empieza a contar historias del pueblo, me dice que cuando era niña en la escuela había mas de 140 niños. Al momento llega su hermano Pepe. Me da una verdadera clase de Historia durante unas 2 horas, que me pasan casi sin enterarme. recorremos juntos el Pueblo.


El Rollo es erigido en el siglo XV como símbolo de la autonomía jurisdiccional que el pueblo poseía, por el cual la villa dejaba de estar sometida a los derechos de jurisdicción de los señores de Melgar y Castrojeriz.
Detrás esta la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, pena no haber podido entrar para ver el retablo y la pila bautismal, que conozco por las explicaciones de Pepe.
También visitamos el lavadero, que pese a ser contemporáneo, se acabo en 1955, se ubica sobre el mismo cauce del arroyo. Lo vi por la noche y no pude hacer foto, así como el antiguo hospital de peregrinos, enorme edificación para estar hecha de adobe.
Y el manantial, con un curioso sistema para sacar el agua. No voy a entrar en detalles, solo decir que hay que girar la manivela.


Daria y Pepe os saludo con mucho cariño, y lo prometido es deuda, cuando vuelva, volveré a Boadilla y haré por veros.
Y es que esto es el Camino, no es hacer Km. es estar solo y en compañía, estar en contacto con la naturaleza, pasar frío o calor, emocionarte. En definitiva Sentirte VIVO.

miércoles, 21 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 6 de Belorado a Burgos.

El día pinta bien, no llueve, al fin no llueve. Salgo a eso de las 9:00. Hoy cumpliré uno de mis sueños. Pedalear con y sobre nieve, que no nevando.


De Belorado a Villafranca de Montes de Oca un recorrido si mayores complicaciones circulando sobre hielo y nieve. Una ilusión que tenía ir en bici por la nieve. Es un continuo ascenso hasta Villafranca, a la llegada avituallamiento en el bar El Pájaro, Lo recomiendo vinito rico y bocata de tortilla con chorizo muy rica también. Y al fin me tomo un café de verdad.


Con las pilas recargadas salgo de villafranca, al ver el camino congelado y lleno de hielo, me planteo ir por la nacional, mucho camión pero ningún peligro. He disfrutado de la bicicleta la verdad, ascendiendo el pùerto de La Pedraja. Y sobre todo bajándolo.  Cuando veo que la nieve va desapareciendo vuelvo a retomar el camino original.


Al Salir de Atapuerca o me despisto o no esta muy bien señalizado, así que llego por carretera convencional a Burgos.


Entro en Burgos por el polígono El Gamoral. Ya dentro de la ciudad, paro frente a la estatua del Cid montando a Babieca, y allí busco lugar para que me sellen la credencial del Camino del Cid y la del Camino de Santiago. En El Hostel Burgos, donde finalmente me alojo.
Cuando entré en Burgos vi una ciudad con prisas, ruidos, pitidos, humo, coches y volví a la realidad, el mundo es así, ruidoso, con prisas, Tras atravesar pueblos semiabandonados de la provincia de Burgos, aterrizas en una gran Urbe, donde se alza majestuosa la Catedral, compitiendo con la fealdad del ladrillo, con fincas enormes de 10 alturas. No me quería quedar aquí. Pero tenia que arreglar la Bici.


Llevo la bici a CICLOS CANO, donde me cobran 25€.- por sangrar el freno trasero, y 15€.- por limpiar y engrasar la cadena. Me atienden de maravilla eso si, el mecánico muy majo. A mi me parece que se ha pasado dos pueblos por 1 hora de trabajo, mas caro que cambiar las pastillas a un coche. Pero igual estoy equivocado y es un precio muy razonable. El freno es algo serio.

Aún no he viso ninguna flecha amarilla desde que he entrado en Burgos. Me paseo por la Catedral, y mucho bar, mucho restaurante, pero todo vacío, es normal, es laborable. Me hago un vino frente al Hostel, y me soplan 1.30€.- vale diréis no es caro, bueno no si hubiese llenado algo mas la copa. Eso si me puso unas aceitunas de tapa.


Así que hoy, un buen día pero demasiada ciudad, es como si no fuese parte del camino. O yo me muevo muy despacio o en Burgos todo se mueve muy aprisa. Que extres. Keep Calm.



Eso sí, ahora a descansar. Y mañana veremos lo que nos depara el camino.

martes, 20 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 5: De Najera a Belorado.

No creo que vaya a escribir mucho sobre la etapa de hoy Simplemente muy dura. Mucha nieve, mucho frió, siempre para arriba. Aunque llegar a Ciguella tiene su recompensa. entre otras cosas que luego se baja un poquito. El bocadillo de tortilla con jamón de Azofra no tiene precio.


La verdad que algún refuguio se agradece, aunque la gente de campo de esta zona debía ser valiente, ni un refugio se ve en todo el recorrido.


Tras mucho fango y nieve llego a ciguella.


En Azofra pedi en el bar unas bolsas y me las puse en las manos, no me las he quitado en todo el día. A partir de medio día no sentia los pies.
Pero de aqui a Santo Domingo de la calzada fue un paseo y ademas dejo un poco de llover.


Bueno, pensaba quedarme aqui, pero al ver BELORADO 22Km me dije bueno pos ya hecho un polo que estoy tampoco sera tan grave mojarme un rato mas. Y pedaleando pedaleando En Belorado estoy.


A ver si mañana mejora algo el tiempo, que ya va haciendo falta algún rayo de sol ouoo! ouoo!


Solo un rayo de sol, tan solo eso haría feliz a tanta gente que esta haciendo el camino. Que poco hace falta.

El vídeo de la etapa: