Cicloturismo a los 50 -pedaleando a los 50

Tempus fugit, carpe diem (El tiempo huye aprovecha el momento). El tiempo pasa y pasa aprisa, después de 16 años sin pedalear, empiezo a hacer lo que me gusta. viajar en bicicleta, sin prisas, no como un deporte, mas bien como una forma de hacer turismo formando parte del paisaje. Básicamente me gusta pedalear, hacer fotos y compartirlas con el resto de la humanidad. Arrastro por las carreteras y caminos junto a las alforjas mis 96 kg. y mis 50 años. No te quedes sentado leyendo este blog, coge las alforjas, la bicicleta y empieza a viajar, 1 día, 1 semana, 1 mes, 1 año. ¿Que mas da? viajar en bicicleta no es solo dar la vuelta al mundo, es visitar el pueblo de al lado, sin preocuparse de batir un record.

viernes, 30 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 15 De Salceda a Santiago

Hoy esta claro que llego a Santiago.
Eso no me hace excesivamente feliz. Todo se acaba. 
Y viajar no es llegar. Y lo que de verdad importa no es el destino. Como en la propia vida lo que importa es el camino, la vida en si y no el final. 

Llueve a raudales. Es increíble. Lo poco que queda y sufriendo hasta el ultimo momento. Fuerte lluvia y ventisca,  subidas y bajadas. Tramos de asfalto que se alternan con caminos con fango donde disfruto como un cochino. JAJAJA. Cada uno es feliz a su manera.

No tardamos mucho en llegar a Monte do Gozo. Es aquí donde hago mi primera foto. no podía ni sacar el móvil del agua que caía.



Saludos desde este blog a los guardia civiles que me saludaron con gestos de animo en los peores momentos cuando no sabia muy bien si pedaleaba o nadaba, así como a algún conductor que también me saludo o pito dando ánimos.



De aquí a santiago un paseo urbano y como no ahí esta el arco que da entrada a la plaza del obradoiro, parada imprescindible para coger aire.



Ahora ya solo queda buscar sitio para dormir, ducharse  y a por la compostela.


Por motivos de presupuesto, no continuo hasta finisterre. Aunque si que lo visitare por segunda vez pero en autobus.


Así que próximamente otro camino, otra aventura. Esto engancha.

jueves, 29 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 14 De Portomarin a Salceda

Salgo de Portomarin, un continuo subir y bajar. Así es la orografía en Galicia. Tampoco tendría demasiada importancia de no ser porque apenas he podido hacer fotos por la lluvia. 



Pero eso no va a impedir que disfrute de un buen vino en Ligonde, en el restaurante del mismo nombre. 


En este pueblo conozco a Pep de Extremadura que ha hecho la Via de La Plata y me reencuentro con Manolo y Daniel. Pedaleamos todos juntos unos Km. Nos cae una tormenta encima y acabamos empapados. Pep continua mientras que nosotros 3 disfrutamos de un delicioso Pulpo en Melide.


Bueno lo de delicioso es por que suena bien decirlo y había hambre, pero realmente no se pasaba y como podéis apreciar en la foto eso era para 3, las patatas brillan por su ausencia y teniendo en cuenta el precio y el derroche de madera en los platos bien nos podían haber puesto unos tenedores. Es triste que esto represente el pulpo en Melide, población que tiene fama de hacer los mejores pulpos partiendo de una materia prima de primera calidad. Recuerdo yo algún pulpo que he comido en Castellón del que deberían tomar nota en esta pulpería cuyo nombre no consigo ni quiero recordar.




Pedalemos juntos, nos mojamos juntos y a las 19:00 casi sin fuerzas y bajo un verdadero diluvio llegamos a Salceda. 
En Salceda encontramos alojamiento pero no hay sitio en albergue y me quedo en una habitación. Precio muy razonable pero que me rompe el presupuesto. No es lo mismo dormir por 10€.- que por 40€.-
Pero un verdadero lujo dormir aquí


Cuando llevas tantos días durmiendo en literas, sin sabanas y en un saco de dormir, casi no te acuerdas del placer de sentir el roce de las sabanas en tu piel. Sabanas limpias, que huelen bien y baño propio. UN LUJAZO!!!
El Albergue en cuestión es Albergue Salceda que además de la comodidad, permite mascotas y tiene una cocina y cocinera fabulosa.


Saludos desde aquí al propietario, Santiago, a su esposa y a su perro que cuido de las bicis. Así como a las chicas de Extremadura y Valencia. Imperdonable que no os preguntara el nombre y mira que coincidimos veces.



miércoles, 28 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 13 De Triacastela a Portomarin

Después de la etapa anterior, esta es quizás la noche que mejor he descansado. Salgo de Triacastela sin prisas, el camino discurre casi paralelo a la carretera, así pues voy por carretera.


Llego a Samos, como ahora no miro la ruta y tan solo me dejo llevar por el camino. Al llegar y ver el monasterio, me quedo maravillado. Otro de esos lugares donde habría que dormir si se pudiese hacer coincidir con la ruta.


Tomo café en le Bar Gayo y continuo hasta Sarria, donde me hago un bocadillo en  Bar "O Camiño", me recomiendan que a partir de aquí vaya por el camino, de lo contrario me perderé uno de los recorridos mas interesantes de todo el camino, ya que este se va apartando de la carretera, pronto entenderé la belleza que encierra este tramo del camino.



El paseo por Sarria hasta incorporarme de nuevo al camino se me hace muy ameno, es una población llena de historia.


Para mi todo el recorrido hasta Portomarin fue como si estuviese inmerso en un bosque encantado. 


Pedaleando sobre agua, fango y por supuesto alguna boñiga. Ya sabes en Galicia es imposible que no te llueva o pises una boñiga. Me siento vivo, como no me había sentido desde hacia tiempo.


No puedo evitar parar a cada momento para sacar fotos y vídeos.


El agua sale de las paredes y los caminos parecen ríos.  Esto es Galicia.


Como en Casa Morgade en el Km 101. Un sitio también muy recomendable.
Y así pedaleando pedaleando, cruzo el rio Miño.



Impresionante. Y ahí esta el reconstruido puente de Portomarin.



La villa de Portomarín nació y creció al lado de un puente romano sobre el río Miño y del Camino de Santiago.
En 1962 el embalse inundo Portomarin y en un altonazo se construyo la nueva ciudad y este pedazo del puente.

Como voy bien de tiempo, una ducha en el albergue y un paseo por el pueblo.



Y no todo van a ser esculturas, así que me voy de cañas "con migo mismo".
De los sitios donde entre solo voy a comentar la cara y la cruz.



La Cara: O Mirador. El mejor del pueblo, el mas nuevo el mas limpio el mas profesional y cerveza Estrella Galicia de bodega y tapa 1.50€.-

La Cruz: Rodriguez (Pulperia) 10 minutos en la barra, ni bonas noites ni nada, al final me fui. No había tanta gente como para no preguntar o dar las buenas noches.


Otro lugar recomendable: Bar España, típico bar del pueblo donde no te miran raro por ser de fuera ni se aprovechan. Cerveza y tapa 1.60€.- 

Duermo en el albergue Porto Santiago, Belen la propietaria encantadora y muy atenta. El albergue esta dentro de la red Bicigrino.  
Belen me enseña un pequeño atajo para salir del pueblo y no me recomienda ir por el camino, ya que ha llovido bastante y este discurre prácticamente paralelo a la nacional. Un detalle de este albergue es que cada litera tiene un puf para sentarse. Algo tan obvio no es habitual. Otra ventaja sitio para lavar la bici y un jardín muy acogedor. 100% recomendable.


martes, 27 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 12 De Ponferrada Triacastela

Esta es la etapa mas bonita que he vivido hasta el momento, muy buena para la bicicleta sobre todo por la parte final, una bajada larga e impresionante, y por supuesto, Tres Puertos O Cebreiro, San Roque y el Alto del Poio.
Pero no quiero empezar la casa por el tejado.
Desayuno y salgo de Ponferrada , una salida urbanita pero cómoda.


Me despido de Ponferrada y de su castillo.


A menos de 14 Km llego a Cacabelos, en la entrada veo unos Olivos, creo que los unicos que he visto en todo el camino, me sale la vena agropecuaria y paso un rato hablando con el dueño de la finca. Esa es la esencia del camino y ha sido durante siglos, la convivencia. Como me dijo Maite kilometros atrás el camino era la red social de antaño, a través del camino circulaban las noticias y los chismes. 
Entro en Cacabelos y me vuelvo a encontrar en la puerta de la Parroquia de Sta. Maria a los compañeros de habitación de la noche anterior, Manolo y Daniel. Aprovecho para sellar.





A partir de Villafranca del Bierzo se pedalea con una mezcla de miedo y respeto, ante el desconocido puerto de O Cebreiro que cada vez esta mas cerca.



Así que habrá que llenar la barriga antes de enfrentarse al gigante del Camino. Como en el Paraiso del Bierzo, en Herrerias.
Y por supuesto hago amigos por el camino.


Retomo el camino O Cebreiro esta ahí mismo, disfruto del paisaje



 y me preparo para subir y sufrir.


Ah! amigo, no subestimes este puerto, cuando empecé pensaba para mis adentros vaya pues esta empinado pero tampoco es para tanto. Que exagerados.


Llega un momento que las piernas no funcionan, no te explicas si es el tío del mazo que te esta dando por detrás, o simplemente te has quedado sin fuerzas.
Te bajas de la bicicleta y empujas, intentas subir y pedalear, pero las piernas no van, miras hacia atrás y ves la rampa impresionante por la que has subido haciendo empujing.
Y buscas cualquier excusa para descansar, como enfriar un zumo de melocotón.


Los taxistas que suben a los peregrinos, saludan y dan animo. Mucha gente se queda a dormir en O Cebreiro para empezar al día siguiente su camino a Santiago, en busca de la codiciada Compostela. En fin cada uno hace el camino a su manera, pero el camino no es llegar, que lo sepáis.
De repente llego a Piedrafita, ultimo pueblo de León, a 2 Km O Cebreiro, eso ya esta hecho.

Creo que es el momento de hacerse una cerveza y retomar el camino. 
Al fin llego a O Cebreiro y me encuentro la carretera cortada por la nieve.

 
Pero arrastrando la bici y sufriendo un poquito mas llego al pueblo.


No me planteo quedarme aquí, por si nieva y no puedo continuar al día siguiente, así que hago 2 fotos y continuo. Por delante quedan 2 puertos.


 Alto de San Roque.

Y Alto do Poio. Vaya pos no estaba tan bajo de forma, además estos dos puertos los he disfrutado como un crío. Después de lo anterior un verdadero paseo.
En el alto de Poio hay un albergue/Bar El Puerto donde echarse esa ganada cerveza, hago amistad con un Mastin al que le estiro de los mofletes y quiere mas. La verdad un buen sitio para quedarse si vas a pie. Por delante 15 km. y 600 m. de desnivel negativo.
Así que ahora toca bajar y bajar y bajar.


A partir de aqui:  QUE DIVERTIDO!!!!!
La bajada a Triacastela puede ser dura para un peregrino de a pie, en bici bajar mola, a pie bajar también es duro.
A la llegada de Triacastela no busco mucho, me quedo en el Albergue Refugio del Oribio, no se si estaba abierto el municipal, pero a estas horas tampoco iba a buscar mas, este esta muy bien y los propietarios muy simpáticos.





lunes, 26 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 11 De Astorga a Ponferrada.

Hoy a sido un día de esos en que disfrutas del paisaje, del recorrido de la comida y de la nieve. Un verdadero paseo. Un puerto y ahí esta el Bierzo. Impresionante, pedalear rodeado de nieve y ver todas las montañas blancas alrededor.





Cuando llego a Fondebadón tengo que atravesar las calles empujando la bici sobre la nieve, para llegar al primer objetivo del día. Bocata y Vino, hay que coger fuerzas para llegar a la Cruz de Fierro.



Elijo el albergue Monte Irago, tampoco hay mucho donde elegir, el bocata rico y vino rico, aunque 6'50€.- por el bocadillo de abajo vino y café de Termo, se me antoja algo caro. Pero es lo que hay. 


Han estado incomunicados 2 días, igual hay que racionar víveres. Por si vuelve a nevar mas. Por cierto la compañía buena y la atención también.

Reempredo mi camino algo acongojado, ya que tanta nieve.
- ¿que habrá mas alla? 
- ¿Mas Nieve?
- ¿Se podrá pasar?
Pues si se puede, un paseo hasta la Cruz de Fierro, ahí esta impresionante, esperándome. 








La 'cruz de fierro' es una parada obligatoria en el Camino de Santiago. El poste de roble mide 5 metros y está coronado con una cruz de hierro. Está al final de una subida, antes de iniciar el descenso hacia Molinaseca.  
En su base los peregrinos dejamos las piedras al pasar por su lado y supone la entrada a El Bierzo. 

 









Pocos cumplimos bien con la tradición a pesar de arrojar algún que otro guijarro.
Y es que todo peregrino debe cargar en su mochila una piedra de su lugar de origen y llevarla hasta alcanzar este punto. Al arrojarla se estarían librando de las cargas y culpas que hayan ido cargando durante su vida.La tradición añade "La piedra debe ser tan grande como sus pecados". Al parecer por el tamaño de los guijarros no pasa por allí mucho pecador.


Yo deje dos piedras, que cargue desde Castellón, 1 por mi y otra por mi amigo Jose (D.E.P.). Sentimental que es uno. 


Por su tamaño podréis apreciar que tampoco tengo muchos pecados.

Así que hay que continuar el camino, disfrutando muy mucho de todo al pasar. Y es que no se puede explicar lo que se siente cuando viajas en bicicleta por estos lugares, cuando disfrutas de estos paisajes.



Cuando digo que viajando en bicicleta no ves el paisaje, si no que formas parte de el me refiero a algo como la imagen de arriba. ¿Lo entendéis ahora?

Disfrutando de ese encanto especial que tienen los pueblos, nevados.


Paso El Acebo y fugazmente por Riego de Ambrós, para llegar a Molinaseca, cruzando su impresionante Puente de los Peregrinos, es una lastima pero no tengo foto, aunque si filme el Rió Meruelo, así que tendréis que ver el vídeo. De momento se puede ver en el cartel.


Guardo un buen recuerdo, de este pueblo, comí bien en Casa Marcos y el trato muy bueno. Maria muy maja y simpática, dejo que le explicase como se hacen los carajillos en Castellón, así que la próxima vez que vaya, a ver si me tomo el mejor carajillo del Bierzo.

Casi sin darme cuenta llego a Ponferrada. 


En Ponferrada me quedo en el Albergue San Nicolas de Flue 
El albergue esta bastante bien, coincido en el habitación con Yang mi (Korea) Manolo (Cartagena, Murcia)  y Daniel (Madrid). Gente muy maja, Nos echamos unas risas intercambiando alguna frase en Spaninglish con Yang mi.

Es curioso cuando me preguntaban donde iba al día siguiente decía donde pensaba llegar, ahora contesto, no se donde me apetezca parar.
 
""Y sea cual sea mi destino, sean cuales sean las vivencias que aún haya yo de experimentar, – siempre habrá en ello un caminar y un escalar montañas: en última instancia uno no tiene vivencias más que de sí mismo.""
Así hablo Zaratustra (Friedrich Nietzsche)