Cicloturismo a los 50 -pedaleando a los 50

Tempus fugit, carpe diem (El tiempo huye aprovecha el momento). El tiempo pasa y pasa aprisa, después de 16 años sin pedalear, empiezo a hacer lo que me gusta. viajar en bicicleta, sin prisas, no como un deporte, mas bien como una forma de hacer turismo formando parte del paisaje. Básicamente me gusta pedalear, hacer fotos y compartirlas con el resto de la humanidad. Arrastro por las carreteras y caminos junto a las alforjas mis 96 kg. y mis 50 años. No te quedes sentado leyendo este blog, coge las alforjas, la bicicleta y empieza a viajar, 1 día, 1 semana, 1 mes, 1 año. ¿Que mas da? viajar en bicicleta no es solo dar la vuelta al mundo, es visitar el pueblo de al lado, sin preocuparse de batir un record.

miércoles, 21 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 6 de Belorado a Burgos.

El día pinta bien, no llueve, al fin no llueve. Salgo a eso de las 9:00. Hoy cumpliré uno de mis sueños. Pedalear con y sobre nieve, que no nevando.


De Belorado a Villafranca de Montes de Oca un recorrido si mayores complicaciones circulando sobre hielo y nieve. Una ilusión que tenía ir en bici por la nieve. Es un continuo ascenso hasta Villafranca, a la llegada avituallamiento en el bar El Pájaro, Lo recomiendo vinito rico y bocata de tortilla con chorizo muy rica también. Y al fin me tomo un café de verdad.


Con las pilas recargadas salgo de villafranca, al ver el camino congelado y lleno de hielo, me planteo ir por la nacional, mucho camión pero ningún peligro. He disfrutado de la bicicleta la verdad, ascendiendo el pùerto de La Pedraja. Y sobre todo bajándolo.  Cuando veo que la nieve va desapareciendo vuelvo a retomar el camino original.


Al Salir de Atapuerca o me despisto o no esta muy bien señalizado, así que llego por carretera convencional a Burgos.


Entro en Burgos por el polígono El Gamoral. Ya dentro de la ciudad, paro frente a la estatua del Cid montando a Babieca, y allí busco lugar para que me sellen la credencial del Camino del Cid y la del Camino de Santiago. En El Hostel Burgos, donde finalmente me alojo.
Cuando entré en Burgos vi una ciudad con prisas, ruidos, pitidos, humo, coches y volví a la realidad, el mundo es así, ruidoso, con prisas, Tras atravesar pueblos semiabandonados de la provincia de Burgos, aterrizas en una gran Urbe, donde se alza majestuosa la Catedral, compitiendo con la fealdad del ladrillo, con fincas enormes de 10 alturas. No me quería quedar aquí. Pero tenia que arreglar la Bici.


Llevo la bici a CICLOS CANO, donde me cobran 25€.- por sangrar el freno trasero, y 15€.- por limpiar y engrasar la cadena. Me atienden de maravilla eso si, el mecánico muy majo. A mi me parece que se ha pasado dos pueblos por 1 hora de trabajo, mas caro que cambiar las pastillas a un coche. Pero igual estoy equivocado y es un precio muy razonable. El freno es algo serio.

Aún no he viso ninguna flecha amarilla desde que he entrado en Burgos. Me paseo por la Catedral, y mucho bar, mucho restaurante, pero todo vacío, es normal, es laborable. Me hago un vino frente al Hostel, y me soplan 1.30€.- vale diréis no es caro, bueno no si hubiese llenado algo mas la copa. Eso si me puso unas aceitunas de tapa.


Así que hoy, un buen día pero demasiada ciudad, es como si no fuese parte del camino. O yo me muevo muy despacio o en Burgos todo se mueve muy aprisa. Que extres. Keep Calm.



Eso sí, ahora a descansar. Y mañana veremos lo que nos depara el camino.

1 comentario:

  1. Joooo que envidia me estás dando!!!! En verano preparate que lo tienes que volver ha hacer conmigo!
    Te faltó enseñar el cuñito del cid :P

    ResponderEliminar