Cicloturismo a los 50 -pedaleando a los 50

Tempus fugit, carpe diem (El tiempo huye aprovecha el momento). El tiempo pasa y pasa aprisa, después de 16 años sin pedalear, empiezo a hacer lo que me gusta. viajar en bicicleta, sin prisas, no como un deporte, mas bien como una forma de hacer turismo formando parte del paisaje. Básicamente me gusta pedalear, hacer fotos y compartirlas con el resto de la humanidad. Arrastro por las carreteras y caminos junto a las alforjas mis 96 kg. y mis 50 años. No te quedes sentado leyendo este blog, coge las alforjas, la bicicleta y empieza a viajar, 1 día, 1 semana, 1 mes, 1 año. ¿Que mas da? viajar en bicicleta no es solo dar la vuelta al mundo, es visitar el pueblo de al lado, sin preocuparse de batir un record.

jueves, 29 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 14 De Portomarin a Salceda

Salgo de Portomarin, un continuo subir y bajar. Así es la orografía en Galicia. Tampoco tendría demasiada importancia de no ser porque apenas he podido hacer fotos por la lluvia. 



Pero eso no va a impedir que disfrute de un buen vino en Ligonde, en el restaurante del mismo nombre. 


En este pueblo conozco a Pep de Extremadura que ha hecho la Via de La Plata y me reencuentro con Manolo y Daniel. Pedaleamos todos juntos unos Km. Nos cae una tormenta encima y acabamos empapados. Pep continua mientras que nosotros 3 disfrutamos de un delicioso Pulpo en Melide.


Bueno lo de delicioso es por que suena bien decirlo y había hambre, pero realmente no se pasaba y como podéis apreciar en la foto eso era para 3, las patatas brillan por su ausencia y teniendo en cuenta el precio y el derroche de madera en los platos bien nos podían haber puesto unos tenedores. Es triste que esto represente el pulpo en Melide, población que tiene fama de hacer los mejores pulpos partiendo de una materia prima de primera calidad. Recuerdo yo algún pulpo que he comido en Castellón del que deberían tomar nota en esta pulpería cuyo nombre no consigo ni quiero recordar.




Pedalemos juntos, nos mojamos juntos y a las 19:00 casi sin fuerzas y bajo un verdadero diluvio llegamos a Salceda. 
En Salceda encontramos alojamiento pero no hay sitio en albergue y me quedo en una habitación. Precio muy razonable pero que me rompe el presupuesto. No es lo mismo dormir por 10€.- que por 40€.-
Pero un verdadero lujo dormir aquí


Cuando llevas tantos días durmiendo en literas, sin sabanas y en un saco de dormir, casi no te acuerdas del placer de sentir el roce de las sabanas en tu piel. Sabanas limpias, que huelen bien y baño propio. UN LUJAZO!!!
El Albergue en cuestión es Albergue Salceda que además de la comodidad, permite mascotas y tiene una cocina y cocinera fabulosa.


Saludos desde aquí al propietario, Santiago, a su esposa y a su perro que cuido de las bicis. Así como a las chicas de Extremadura y Valencia. Imperdonable que no os preguntara el nombre y mira que coincidimos veces.



No hay comentarios:

Publicar un comentario