Cicloturismo a los 50 -pedaleando a los 50

Tempus fugit, carpe diem (El tiempo huye aprovecha el momento). El tiempo pasa y pasa aprisa, después de 16 años sin pedalear, empiezo a hacer lo que me gusta. viajar en bicicleta, sin prisas, no como un deporte, mas bien como una forma de hacer turismo formando parte del paisaje. Básicamente me gusta pedalear, hacer fotos y compartirlas con el resto de la humanidad. Arrastro por las carreteras y caminos junto a las alforjas mis 96 kg. y mis 50 años. No te quedes sentado leyendo este blog, coge las alforjas, la bicicleta y empieza a viajar, 1 día, 1 semana, 1 mes, 1 año. ¿Que mas da? viajar en bicicleta no es solo dar la vuelta al mundo, es visitar el pueblo de al lado, sin preocuparse de batir un record.

domingo, 25 de marzo de 2018

Camino de Santiago en Bici - Etapa 10 De Mansilla de las Mulas a Astorga

Después de haber dormido de maravilla, todo un albergue para 3 personas, ventajas de hacer el camino en estas fechas. Retomo el camino.

Cruzo Puente de Villarente.


 
Paso por Arcahueja, Valdelafuente y pronto llegará Puente Castro, barrio de la ciudad de León. Me detengo a fotografiar la Iglesia de San Pedro.


 



Antes de entrar en León, atravesamos el río Torío por Puente Castro. Esta construcción data del siglo XVIII, aunque todavía se pueden encontrar restos del antiguo puente romano.




Casi sin darme cuenta me veo recorriendo el casco antiguo de León en pleno Domingo de Ramos. Como podéis imaginar el centro a lleno de gente.



Aunque tan solo recorro la ciudad, me paro a cada rato para sacar fotos, es uno de esas ciudades que te apuntas en la lista de lugares para volver.
Tanto devoto cristiano y ninguno desea buen camino a este humilde peregrino.
En fin vivimos en un mundo de contadicciones.

En León empieza e comienza en la catedral de León y discurre hacia tierras Asturianas y más concretamente hasta la catedral de Oviedo. En este templo dicen que están las reliquias del Santo Sudario en el que fue envuelto Jesucristo…, de ahí viene la famosa frase que dice: “Quien va a Santiago y no va al Salvador, visita al criado y deja al Señor”, refiriéndose a que en Oviedo podemos visitar a alguien más importante que a un Apóstol.
Eso lo dejaré para el próximo camino.



 Salir de la urbe lleva su tiempo, el objetivo ahora es salir de León y comer. Llego a San Miguel del Camino. En la misma carretera que cruza el pueblo paro en el Yantar del Peregrino. un restaurante que me da buenas vibraciones, además de tener un sitio resguardado para la bici. La verdad la comida muy muy rica, el precio 15€.- para ser domingo no esta mal, eso si cantidad entre justa y menos (para ser domingo fatal). 



La atención excelente, muy familiar. Supongo que volvería por la calidad, pero no por la cantidad y sobre todo por miedo a salir del fuego y caer en la brasa.


Solo quedan 298 km. parece que fue ayer, he perdido la cuenta de los días que llevo pedaleando. Y aunque tengo ganas de llegar, se que cuando llegue volveré.
Cada km que hago entiendo mejor la típica frase. El objetivo no es la meta el objetivo es el camino.

Al llegar a Hospital de Orbigo, me quedo maravillado al cruzar el puente sobre el río que da nombre a la localidad. 




Cinco kilómetros antes de llegar a Astorga pasamos junto al Crucero de Santo Toribio.




Pasamos San Justo y casi sin darnos cuenta entramos en Astorga. 




Llega uno de los mejores momentos del día, la ducha y posterior paseo por la ciudad.



Al parecer Astorga es uno de los puntos de inicio del camino. Muchos peregrinos empiezan de forma que les de tiempo a llegar a Santiago, para así obtener la tan preciada Compostela.En el albergue hay una gran mayoría de españoles, se me hace raro. Llevaba días que no oía hablar castellano en los albergues.
En Astorga no ceno, echo mano de la reserva de la alforja. Así pues mañana pesara menos, jajaja, pero seguro que por la tarde volveré a comprar provisiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario